Crearme, recrearme, vaciarme, hasta que el que se vaya muerto, de mí, un día, a la tierra, no sea yo...

Juan Ramón Jimenéz


Amor, el interrogante de los incompletos como yo

>> jueves, 27 de septiembre de 2012


¿Cuál es la vela que se enciende cuando llega la amada?
¿Qué es aquello, que sin irse, se extraña? 
¿De dónde proviene esa ansiedad adictiva que, 
por momentos, encara la soledad y la derrota? 
¿Qué es eso que te hace respirar frenéticamente 
y te hace ver de nuevo los colores? 
¿Qué instinto se despierta 
y hace posibles como avioncitos de papel ante la tormenta? 
¿Quién te habita cuando amas? 
¿Qué ser extraño, maniático, móvil, 
soñador gobierna sobre tus impulsos 
y te hace, por milésima vez, creer de nuevo? 
¿Qué buscas? ¿Qué cosa? ¿Qué sustancia?
 ¿Qué es lo que hay que aprender? 
¿Cuántas velas hay que encender? 
¿Cuántos cuerpos desnudos hay que fundir al ocaso y los suspiros? 
¿Qué eres? ¿Qué anhelas? 
y… ¿Por qué dura tan poco el amor? 
... y sin embargo, parece inagotable.

9 comentarios:

Oriana Lady Strange jueves, septiembre 27, 2012  

El amor dura tan poco porque no lo alimentamos, pensamos que ya encontramos lo que estábamos buscando y ahí es donde comienzan las preguntas otra vez.
Cariños...

Verónica C. viernes, septiembre 28, 2012  

El amor egoísta que espera y se llena de emociones posesivas, inseguras y manipuladoras dura poco porque entre otras cosas no es amor.

El amor es inagotable.
Si no lo aceptamos se va, pero siempre vuelve en su estado puro de generosidad y ya es de nuevo cosa nuestra aceptarlo o llenarlo de mente.

Besos

Juan Camilo viernes, septiembre 28, 2012  

Oriana Lady
Es cierto, sino se alimenta como una plantita se marchita.


Verónica C.
Tiene la facultad de renovarse y mutar a olvido con mucha facilidad.

María domingo, septiembre 30, 2012  

Juan, has hecho de los interrogantes un mundo de bella poesía, envuelta en sensibilidad, en caricias, en sentimientos, y es que el el alma abraza y hace vibrar a los sentidos mirando hacia el cielo para alcanzar la magia del arco iris de colores.

Un beso.

Juan Camilo lunes, octubre 01, 2012  

María
A veces una pregunta trae otras y hacerlas es llamar alguna respuesta.

Andres
Gracias por sus palabras. Sea bienvenido por este espacio.

Loren Simón lunes, octubre 01, 2012  

Hola he llegado hasta aquí por el camino de las palabras, te invito a que me visites , un abrazo y hasta pronto

Juan Camilo lunes, octubre 01, 2012  

Loren simón
Gracias por pasar por esta parada del camino. Espero te gusten estos aires.

Syd miércoles, octubre 03, 2012  

Cuando el amor dura poco, es porque realmente no existia mucho... o porque no habia interes en mantenerlo vivo.

Y no se, me da que son demasiadas preguntas, las preguntas le quitan tiempo al amor, mejor no pensar tanto... a veces funciona :)

Publicar un comentario

Cada palabra es un conjuro para espantar la soledad

  © Blogger template Simple n' Sweet by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP