Crearme, recrearme, vaciarme, hasta que el que se vaya muerto, de mí, un día, a la tierra, no sea yo...

Juan Ramón Jimenéz


La estación

>> viernes, 27 de marzo de 2009

Tengo un afán desenfrenado. Falta el aire. Quisiera fumar. Pero ese querer es de tiempo pasado, cuando era triste. Ahora es distinto. Siento otras sensaciones. Es como sentir en cámara lenta que es casi como no sentir. Sucede el movimiento sin ambiciones.

Cuando podía fumar lo disfrutaba porque el cigarrillo es el maquillaje del triste. Entre más triste fumar más. Se ve bien, un solitario de cabaret, el que fuma su tristeza.

Cruzo, como todas las noches, sin novedad, las calles. Atrás los faros y las conversaciones. Llego a la estación del tren. Me siento en una banquita. Deja de agradarme la idea de esperar. Ya ni sé porque razón espero pero espero. Hay algo en el movimiento del que llega que me inquieta,
ahora que han desaparecido las fechas y el tiempo se resume en un siempre y repetitivo minuto que se alarga .

La estación está vacía. Estoy solo, sentado, conciente del viento pero sin sentirlo. Un teléfono suena. Trin, trin, trin… Un perro evita pasar por mi lado, en un chillido huye con rabo entre las patas.

Los grillos, el ladrido de los perros, los motores de los automóviles anticipan el grito mecánico, la voz de hierro de la locomotora. Miro lo negro del horizonte. Espero la señal, la luz del tren atravesando con sus seis vagones la oscuridad y el silencio.

Siempre es lo mismo, la esperanza de distraerme un poco con la vida de otros.

24 comentarios:

B. Ramírez viernes, marzo 27, 2009  

Eso de cambiar de lugar, al parecer también entristece. todo sigue siendo igual. depronto hay cielos más azules, más rojos o más negros, pero el corazón sigue estando negro. ese sí que se queda igual, y se pone más negro aún. a ese nadie lo cambia...

Anónimo,  viernes, marzo 27, 2009  

No sé. me da la sensación de que el autor no hablaba de él en el texto. Es una especie de cuento de un fantasma. Eso de que no siente nada, de que quiere fumar y recuerda el cigarrillo, de que un perro se asuste con su impresencia... y que se entretenga con el movimiento de la vida de otros. De ser así es un texto lacónico y contundente. Mi calificación es 8
Gerardo P

Anónimo,  viernes, marzo 27, 2009  

Si habla de el es magnifco, si habla de un fantama es genial








elotro

Anónimo,  sábado, marzo 28, 2009  

Gerardo es lo màs simpatico que he encontrado en la blogosfera. Dizque calificando textos con puntos... en el reinado nacional de la belleza podria afianzar un poco su arte, pendejo.

Camilo: cuando ajustes 20 puntos reclamas un licuadora en el exito. Y con 30 un excelente en buena conducta. Y con 50 puntos un canasta de idioteces insulsas de parte del patrocinador que entrega los puntos.

Anónimo,  sábado, marzo 28, 2009  

Bueno anónimo, me han dicho simpático muchas veces. Es un alago. Y lo de pendejo es una cosa que decís sin pensar. Pues pendejo, también es el vello que crece donde, al parecer, a vos no te crece ninguno. Tal vez por eso usas esa palabra porque eres pelado abajo y en el cerebro. Una cabeza con neuronas en vía de extinción. Eso pasa, ne nace bobo y no hay nada que hacer para remediarlo. Afortunadamente nací simpático. Claro, si necesitas un poco de ayuda para valorar tus boludeces, me decis y te ayudo.
Gerardo P

el perdido sábado, marzo 28, 2009  

Bueno, tengo 26 puntos. Es suficiente para mantener la gracia, que al parecer te falta. Pero en vez de reclamar una licuadora, una caja de cartón o una canasta de idioteces, reclamo un consolador para anónimos. Creo que te hará bien. UN poco de acción vendrá grandioso. Si quieres te dono mis puntos para que reclames otra cosa, como un fijador de pendejos, una botella de tequila o un sintetizador de comentarios flojos. Pero, con la condición de que me sigas visitando. Así, aprenderas a escribir un debate digno de responder. Porque lo que hago ahora es contestar sin dificultad comentarios que me entretienen porque les hace falta gracia. Cuando quieras, me escribís e intercambiamos algunas palabras. Porque las cosas imperfectas, mal argumentadas, también merecen contestarse.

Anónimo,  sábado, marzo 28, 2009  

Jaja, anónimo, te salío el tiro por la culata. Yo que tu me tiraría a pensar un poco.
Otro anónimo que se condolece con anónimo.

Djuna sábado, marzo 28, 2009  
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El otro domingo, marzo 29, 2009  

Camilo es un pugilista.No aprende que desgastarse en esas vagatelas lo hace igual a los sin rostro que le escriben. Camilo, en definitiva, sos un boxeador hambriento de golpes, pero por estos lados, de las manos de estos güevones, como mucho, encontraras suspiros.


Un abrazon desde Colombia.

jakob vega domingo, marzo 29, 2009  

el tipo de cosas que me gusta leer de vos. autobiografía para extranjeros que levitan cuando las mujeres han abandonado el barco.
escribíme más.contáme.
un abrazo

Anónimo,  domingo, marzo 29, 2009  

Todos son unos boludos, unos guevones. Incluido yo -que soy hermafrodita.

Regodiemonos en nuestra estolidez, en la futilidad de perder el tiempo, mientras el tiempo nos pierde. Y encabrónese quien quiera. Ramillete de guevones que pasado mañana llevaré de guirnalda en el desabrido reinado al que ustedes tanta importancia conceden. Y ni pa`qué les reseño mi blog, es otro circo que no los merece.

el perdido lunes, marzo 30, 2009  

BUeno, anónimo, me han dicho que eso de contestarte es rebajarme, es disparar sin blanco. Pero que le vamos a hacer, me gusta perder el tiempo ahora que dispongo de todo el tiempo del mundo. Así, porque no hago nada más que probocar comentarios descubro debilidades. Eso me entretiene. En vos descubro un miedo sin causa, de adolescente. ES decir, eso de que los insultos es por incapacidad de argumentar. Entre menos talento más cuerpo y palabras despectivas se necesita. Y cuando no se puede seguir un ritmo, una conversación, se ofusca y se acude a los golpes y a los insultos. ¡Cuanto me gustaria darme unos golpecitos con vos! Solo para que mi degradación sea real y baja. Pero como sé que esto seguirá en un jueguito de palabras, no me queda más que jugar un juego donde nunca pierdo. Un juego que lo hace indigno de mí a mí indigno de mí. Pero eso es lo que más me gusta.Y se revelas tu nombre habrás perdido mi estima que tampoco lo merece.

Anónimo,  lunes, marzo 30, 2009  

hey, si, dejen la guevonada.

césar silva.

Anónimo,  lunes, marzo 30, 2009  

Jijiji... Pos en vista de que no puedo elevarme a vuestra altura, veo con que facilidad vosotrios os rebajais a la mia...

Gerardo, entonces, es un vello de su propio culo, lo que hace que sea más culo que hombre, y mas vello que sesos... ah, demás que debe ser un vello del culo de camilo. Yo le doy "nada de puntos".

el perdido miércoles, abril 01, 2009  

Anónimo, seguis llorando, y tanto Gerardo como vos sos parte de mi trasero. SOn producto de mi digestión. EL problema es que vos sos de los gases que huelen más feo y los menos deseados

Anónimo,  miércoles, abril 01, 2009  

Come mierda anónimo, eres un hijo de puta que no sabes más que insultar. Si de verdad eres tan hombrecito decí algo inteligente y deja de esconderte en anónimo. ¡Ay sí, soy anónimo, y me gusta insultar porque no sé hacer otra cosa! ¡Ay si, soy anónimo y le tengo envidia a todo el que escribé mejor! ¡Ay si, creo que soy muy contradictorio y rebelde porque me hago el incomprendido cuando digo tanta mierda! Crecé mocoso de la grandicima puta que debe estar arrepentida de haberte parido por la unitilidad de tu cabeza, pues pensas con las rodillas.
Y afronto lo dicho
Gerardo P

el perdido miércoles, abril 01, 2009  

Caballeros, no me gusta este papel que represento, pero hay que bajarle el tono a los comentarios. Se pueden decir cosas muy serias sin insultar a nadie. Pues llevar la contraria no es más que llevar la contraria y es más testarurudo el que quiera hacer razonar a un testarudo. Así, mi querido Gerardo, no te enojes, no piedas el control. Lo mismo anónimo, tranquilo, el texto no es para tanto.
Calma, como dos seres civilizados.
Un abrazo a los dos

Anónimo,  miércoles, abril 01, 2009  

Pero es que Gerardo esta al borde de las lagrimas la magdlenita... bien, no se escribir, pero vos si sabes llorar como toda una ramera sin pago. que reguero el que armas...

Cami, no es tu texto, es la insipida ocurrencia de gerardo de dar "puntos a los textos" como si estuviese calificando reinas de belleza. No es nada contra ti.

gerardo, se me ocurre, debe ser una travesti a la que se le dice mami y contesta "para las que sea perra"... ese, sospecho por sus silabas, es su talante.

No te ofusques perrita, ya encontraras quien te baje los calores. Loca.

Anónimo,  jueves, abril 02, 2009  

Gerardo es lo gloria Nacional del pais que habita por:

a)Dice cosas inteligentes
B) Tiene altura (que no grandeza, claro)
c) Asigna puntos, califica (el muy bondadoso)
d) Presume que "de ser asì"
e) Ingenuamente afronta lo dicho. El pecado que condena lo practica. parece AUV.

Conclusion: debe ser hijo de Alvaro uribe Velez, que es peor que ser hijo de una grandisima puta.
Gerardo asume ademas que es muy inteligente decir las insipideces que dice. Asignar puntos por ejemplo, cosa que compete a una inteligencia superior, como la del presidente, por supuesto.

Gerardo necesita una teta que le tape la boca. Y puntos.

Anónimo,  jueves, abril 02, 2009  

Y camilo, no se meta para que no se derrame tinta inocente. Còmo podes defender a un pendejito como gerardo, que asigna puntos. No es que este mal, sino que es una bobadita que da risa e inspira reacciones como las del anonimo anterior.

gerardo, dame la direccion de tu blog, yo entro a leer esas cosas de 10 puntos que escribìs, los laconicos y contundentes parrafos elaborados.

Anónimo,  jueves, abril 02, 2009  

Amo a camilo. Y soy anònimo.

Anónimo,  sábado, abril 04, 2009  

Nos hemos evidenciado sin vergûenza que seguimos siendo unos boludos en bruto. Alegrémonos de nuestra suprema idiotez. G.P

Anónimo,  sábado, abril 04, 2009  

Bueno, G, menos mal reconoces tus cualidades.

Anónimo,  sábado, abril 04, 2009  

G. Estoy esperando el link de tu blog (si existe) para degustar tus maravillosas creaciones de 10 puntos.
Gracias.

Publicar un comentario

Cada palabra es un conjuro para espantar la soledad

  © Blogger template Simple n' Sweet by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP