Crearme, recrearme, vaciarme, hasta que el que se vaya muerto, de mí, un día, a la tierra, no sea yo...

Juan Ramón Jimenéz


Para escribir

>> viernes, 20 de noviembre de 2015


Para escribir no es suficiente con peinarse con agua lluvia,
perfumarse con ausencias programadas,
acostarse en el césped y descifrar jeroglíficos en las nubes,
esperar mujer con rumor a hoja seca y versos exaltados,
robar algunos gatos a la noche para encarar el misterio,
abrir y abrir la boca para soltar palabras como halcones,
perforar el silencio a gritos…
Basta con sentir desde las tripas, desde la boca del estómago,
empuñar el bolígrafo como espada, ser ángel y demonio,
batalla y desierto, selva y muerte, memoria y olvido, vida y noche…
hasta que ardan las yemas de los dedos.

4 comentarios:

María Perlada sábado, noviembre 21, 2015  

Asi es, como tú muy bien lo has descrito, eso es escribir.

Un placer leerte, amigo Juan Camilo.

Un beso dulce de seda.

Elda sábado, noviembre 21, 2015  

Precioso, me encanta lo que he leído. Muestras con mucha pasión lo que es escribir.
Un abrazo.

Juan Camilo sábado, noviembre 21, 2015  

María

Muchas gracias por sus palabras. Hace mucho no las leía. Un abrazo.

Elda
Bienvenida a este espacio. Gracias por su comentario.

Karolay sábado, noviembre 21, 2015  

Hasta que no quede nada por decir...

Publicar un comentario

Cada palabra es un conjuro para espantar la soledad

  © Blogger template Simple n' Sweet by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP