Crearme, recrearme, vaciarme, hasta que el que se vaya muerto, de mí, un día, a la tierra, no sea yo...

Juan Ramón Jimenéz


Desazón

>> viernes, 17 de abril de 2009

Hoy quise gritar, llorar, enloquecer
Quise no aparentar,
arrancarme la cara,
dejarme llevar por mis impulsos,
ser insano
y poco confiable
Quise llorar,
ahogarme con las lágrimas
Quise tirarme por la ventana,
ser otro,
reposar en una tumba sin nombre
Quise llorar
Quise salir y abrazar a alguien
Quise amar y ser amado
Quise llorar
Quise llorar y entender la pena
Tuve miedo
Temblaba desde adentro
Quise con humo
llenar el agujero que aparece en el espejo
Quise no se débil y contradictorio
Quise mirar el techo y entender,
encontrar un motivo
Y miré
y miré
el techo.

2 comentarios:

Anónimo,  viernes, abril 17, 2009  

Yo tambien, pero aqui adentro no hay techo.

William Montoya lunes, abril 20, 2009  

ay Camilo... Hoy quise sentirme como un verdadero amigo, quise tomar un bus hasta la lejana Argentina, ir a buscarte a Suipacha, invitarte a una cerveza y probar algo del mate que espero tengas guardado... Mañana seguramente quiera buscarte en Tronquitos, tomarme una aromática con vos, con Lucho, con Andrew y Alejo, con el Longas, hasta con el profesor Amariles... Pero lastimosamente joven, cada día es más cierto y doloroso ese horizonte en el que el tiempo se ríe y nos dice que ya nunca se va a echar para atrás, que sólo nos queda seguir girando, como volutas de humo, hasta simplemente desaparecer... Yo no creo en eso, me niego a creer en eso y por eso escribo, por eso le clavo palabras al olvido...

Publicar un comentario

Cada palabra es un conjuro para espantar la soledad

  © Blogger template Simple n' Sweet by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP