Crearme, recrearme, vaciarme, hasta que el que se vaya muerto, de mí, un día, a la tierra, no sea yo...

Juan Ramón Jimenéz


Carta de un estudiante a su profesora de religión

>> jueves, 9 de abril de 2009

Nunca me han gustado los finales felices. Son desesperantes si se anhela terminar la búsqueda individual con alguien. Me gusta la existencia de un rostro brumoso en el corazón haciéndome maromas para que lo vea, para que lo haga palpable. Porque cuando acudo al llamado la magia desaparece y el rostro se hace indivisible, con común denominador: el aburrimiento.

Tal vez no aprenda a estar con nadie. Tal vez no quiera. Tal vez si quiera. Tal vez no pueda. Tal vez llore. Pero lo bueno de los finales es la bruma que se levanta cuando quedas solo así la soledad te doble las piernas.

Si, me hiciste un favor examor, me tiraste a los cocodrilos de la bruma. Debo aprender a defenderme con el cortaúñas que usurpé de mi madre y guiarme con la brújula del instinto. De cremallera abierta al horizonte hasta que el sol aparezca en las entrepiernas de otra. Chao amor, nos vemos en otro cuerpo, en otros pechos, en otras circunstancias.

8 comentarios:

Anónimo,  jueves, abril 09, 2009  

Yo no se que piensen los demas anonimos que seguramente comentaran este texto, tampoco me importa; pero leer cosas como esta, me antojan de escribir, me excitan las muñecas.

Anónimo,  jueves, abril 09, 2009  

Estoy de acuerdo. El cuento con los anónimos es que los carcome el miedo de dar la cara. Pero este texto me llega. Muchas veces he querido decir cosas así.

Anónimo,  domingo, abril 12, 2009  

lean... lean...
maestroespinosa.blogspot.com

Reportería jueves, abril 16, 2009  

anónimo 1 (leyendo de arriba hacia abajo): "yo no se que piensen los otros..." ¿que debe importarte lo que piensen "los demás anónimos"?

anónimo 2 (o sea el del medio): a usted también lo carcome el miedo de dar la cara. deberías decir "nos carcome". te estás excluyendo de un conjunto que te contiene pues lo define el anonimato. "muchas veces he querido decir cosas así"... eso suena bacano.

anónimo 3 (el que sobra): LEA, LEA. O NO LEA, NO LEA. LO QUE SEA.

bueno, ya me he desahogado. lo que pasa es que una mujer me está robando a la soledad. es decir, me ha llenado la tarde de nostalgias, nostalgias blandas, pausas de tiempo y tierra.

mi cami: "chao amor, nos vemos en otro cuerpo..." esas frases son las que te salvan del hueco de los que no saben escribir si no que hacen una mímica de palabras. que estés bien, parcero.

... otro que prefiere el anonimato.

Anónimo,  jueves, abril 16, 2009  

hey, jueputa. me equivoqué. mi nombre no es reportería. ese es nick que tenía activado el pc desde el que escribo, que es uno de la universidad. no verdadero nombre es anónimo...

att: la persona que escribió la última entrada.

Anónimo,  viernes, abril 17, 2009  

Huele a Cesar Silva por aquí. Cami, ay cami.

Anónimo,  lunes, abril 20, 2009  

Y a usted anonimo 4 que hijueputas le importa que a mi me importen los proximos anonimos...Pero sabe, tiene razón.: bobalicones como usted no deberian interesarme.Igual, pa escupir mierda ya hay un obrero, y con ese basta.



el primer anonimo, al mismo que le importan los demas anonimos, y que no reporto nada.

Anónimo,  lunes, abril 20, 2009  

Si, son flores con improperios en los petalos... huele a cesar silva, y a uno que otro poeta amarillo por ahí sin nombre.

Publicar un comentario

Cada palabra es un conjuro para espantar la soledad

  © Blogger template Simple n' Sweet by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP