Crearme, recrearme, vaciarme, hasta que el que se vaya muerto, de mí, un día, a la tierra, no sea yo...

Juan Ramón Jimenéz


El profe

>> martes, 23 de noviembre de 2010

Lo que más le asusta son las madres comunitarias. Son de su misma edad, incluso menores y lo miran, le dan café, galletas, gaseosa o pasteles de guayaba con un vaso de leche. Para ellas es el hombre perfecto, sensible, amable, con sueldo y que debe acariciar como una mujer con barba. Aunque él sabe de los cortejos, sonríe y les hace creer que es demasiado educado para ellas. Pero, lo que ellas no saben es que él apenas puede contenerse. Cuando él les mira los labios con ganas de besarlas, estar entre sus piernas, respirando, chupando, mordiendo, lamiendo, gimiendo, suspirando… También se las imagina en minifalda restregándole su miembro en sus traseros. Por eso, él sacude la cabeza tantas veces para pensar en otras cosas y no sentirse tan mundano. Pero, si una madre comunitaria lo saluda y le pregunta si es casado él responde que es divorciado porque así se siente más interesante. Y ella le dice que no parece mientras camina hacia la cocina. Él sonríe y se queda viendo como su trasero se mueve y se contornea, se mueve y se aleja, se mueve y deja en el aire una quejido de cremallera.

9 comentarios:

albordedelabismo miércoles, noviembre 24, 2010  

Es bueno sin duda alguna.
Tu blog me encanta, a pesar de que haya entrado hace poco tiempo, leí otros y realmente me gusta. Muy bueno =)

Belén miércoles, noviembre 24, 2010  

Es que muchas veces lo que parece, no es...

Besicos

Aldabra miércoles, noviembre 24, 2010  

Delicioso relato. Lo cuentas muy bien. Disimulo perfecto. Visiones dispares la del hombre y las mujeres. Bicos.

Juan Camilo miércoles, noviembre 24, 2010  

albordedelabismo
gracias por su comentario. NO sé si sea para tanto, pero tus palabras son como un bálsamo que motiva a seguir.

Belén
Si, y lo que no parece tampoco, a veces, es. Por eso no queda de otra que confiar en los instintos. Un abrazo.

Aldabra
Comentas mejor. En total acuerdo con las visiones dispares. Eso somos. A tus bicos unos abracos.

LokCordura! miércoles, noviembre 24, 2010  

Lo dicho todo son percepciones nadie mira igual que el otro, me encantan tus comentarios en mi blog aunque a veces te reprimas jaja un beso

Humberto Dib jueves, noviembre 25, 2010  

Acabas de desvendar un no dicho, de una manera tan excelente que no me queda más que felicitarte. Soy docente universitario, el texto me toca... !no te imaginas cómo!
Un gran abrazo, Juan Camilo.
Humberto.

César viernes, noviembre 26, 2010  

Jejeje, te la estás pasando bueno mi cami. Cuidado con esas madres comunitarias que de pronto pasas de profe a padre adoptivo, y entonces te tocaría emprender la huida nuevamente.

MALENA sábado, noviembre 27, 2010  

Q peligro encierran las "madres comunitarias"!!!!
Cómo me gusta leerte, JuanCa! Siempre me regalas una :) q en estos tiempos ya es difícil!!!!

Siento la demora pero como publiqué en mi espacio mi PC ha estado en terapia intensiva, y ya está en casa con achaques propios de la edad..

Abz enorme y Mil besos!

Buen fínde!

PD: Te sigo.. Ya es oficial! :)

Juan Camilo sábado, noviembre 27, 2010  

Lokcordura
Si todo son percepciones, los puntos de vista son importantes, más de lo que uno cree. Un abrazo

Humberto Did
Hay momentos que revelar esas intenciones ocultas nos muestran ese lado oculto que también nos define. Creo que es el que más nos define.

Cesar
Claro que hay que cuidarse, en cualquier momento, para que cuando uno menos lo imagine, lo asalte lo inimaginado, entonces, darse cuenta, que la razón es eficiente en cuartos pequeños, donde nadie puede verte.

Malena
Es un peligro todo aquello que despierte el instinto. Sobre todo aquello que llame aquello a lo cual más le temes. Pero, por eso mismo, es lo más mágico.

Publicar un comentario

Cada palabra es un conjuro para espantar la soledad

  © Blogger template Simple n' Sweet by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP