Crearme, recrearme, vaciarme, hasta que el que se vaya muerto, de mí, un día, a la tierra, no sea yo...

Juan Ramón Jimenéz


El mismo en otro estado

>> sábado, 3 de octubre de 2009

Todavía la palabra arrastra la acción. Todavía el instinto aúlla. Todavía me desgasto en proyectos perecederos. Todavía busco donde soy tantos y otros. Todavía me encojo cuando llueve.

1 comentarios:

programador holográfico. domingo, octubre 04, 2009  

es como la tristeza en días lluviosos, tiende a dar más en esos días,
para eso un café y un cigarrillo y esperar qe termine el cigarro y el café.

Publicar un comentario

Cada palabra es un conjuro para espantar la soledad

  © Blogger template Simple n' Sweet by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP