Crearme, recrearme, vaciarme, hasta que el que se vaya muerto, de mí, un día, a la tierra, no sea yo...

Juan Ramón Jimenéz


Realidad

>> sábado, 5 de marzo de 2016


Cuando un cabello hace parte de la arquitectura del nido de un pájaro, un hombre encuentra en un sueño la respuesta de algo que creía imposible.

3 comentarios:

María Perlada sábado, marzo 05, 2016  

Los sueños son como aves, que pasan por la mente, para despeinar todo un mundo de sensaciones.

Un placer leerte, amigo Camillo.

¿No has vuelto a publicar en tu otro blog?

Un beso.

Paty Carvajal domingo, marzo 06, 2016  

En los sueños existen sutilezas que nos revelan grandes verdades! qué pensamiento y realidad más misteriosa y profunda. Un saludo y buen domingo.

Juan Camilo domingo, marzo 06, 2016  

María
Llega tu comentario como un viento alegre- Bueno, no volví a publicar en el otro blog porque blogger me lo cerró. Igual, pienso abrir otro en los siguientes días. Un abrazo

Paty

Hola, escuché decir hace unas páginas a un libro de Sábato que todo puede decirse de los sueños, menos que sean mentiras. Eso me cambió la mirada. Un abrazo y muy bello domingo.

Publicar un comentario

Cada palabra es un conjuro para espantar la soledad

  © Blogger template Simple n' Sweet by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP