Crearme, recrearme, vaciarme, hasta que el que se vaya muerto, de mí, un día, a la tierra, no sea yo...

Juan Ramón Jimenéz


Reflejo

>> viernes, 14 de noviembre de 2014


Se había pasado gran parte de su vida buscando en otros referentes de su propia persona. Al final encontró una fotografía suya, partida en pedazos. El pedazo, donde vio su ojo,  era llevado por una hormiga hacía algún lugar oscuro.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Cada palabra es un conjuro para espantar la soledad

  © Blogger template Simple n' Sweet by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP