Crearme, recrearme, vaciarme, hasta que el que se vaya muerto, de mí, un día, a la tierra, no sea yo...

Juan Ramón Jimenéz


Casería

>> jueves, 24 de abril de 2014


Un ratón cruzó la sala. Llegó hasta la cocina. Al frente estaba el pedazo de queso envenenado que le había puesto doña Flor. Ella, una viuda cincuentona sentía repulsión por los ratones. Había ensayado todas las trampas y venenos que se anunciaban en el mercado. Pero el nuevo inquilino seguía inmune. Así que consiguió un gato, uno que le había recomendado una amiga. El ratón llegó hasta el queso. Lo olió. Se llevó las patas delanteras al hocico y pasó de largo. Buscó un pedazo de galleta y volvió a entrar al agujero del que salió. El gato desde el sofá bostezó. Sigiloso se dirigió hasta el pedazo de queso. Con los dientes lo llevó hasta el recipiente de la basura. Se aseguró, como muchas otras veces,  de no tragar saliva. Luego, se echó en el sofá  a esperar que Doña Flor le sirviera su taza de leche caliente.

4 comentarios:

Nancy Milena Alzate jueves, abril 24, 2014  

Recordé la sensación espeluznante y agria que me da cuando veo un ratón vivo o muerto, aunque sé que nunca me podrían hacer daño, mas, toda mi infancia crecí corriendo de estas pequeñas criaturas y siguiendo el alboroto de gritos y saltos de todos en la casa y de mamá con la escoba cuando veía cruzar uno ratón por la cocina.

Juan Camilo viernes, abril 25, 2014  

Nancy
Un recuerdo de muchos y de muchas. Gracias por su comentario.

Carlos A. sábado, abril 26, 2014  

Hace unos días tuve que cazar un ratón que estaba haciendo estragos en el jardín... el muy cabrón era hasta vegetariano porque acabó con el perejil y la yerba buena

me hiciste recordarlo porque le di su merecido cual gato al ataque.

saludos
carlos

Juan Camilo domingo, abril 27, 2014  

Carlos A
Los ratones son terribles. Durante días, uno pequeño, no me permitió dormir porque estaba encantado con unas semillas de girasol que tenía en mi habitación

Publicar un comentario

Cada palabra es un conjuro para espantar la soledad

  © Blogger template Simple n' Sweet by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP