Crearme, recrearme, vaciarme, hasta que el que se vaya muerto, de mí, un día, a la tierra, no sea yo...

Juan Ramón Jimenéz


La sandwichera

>> lunes, 3 de marzo de 2014


Bien podría decirse de mí que soy una amorosa insaciable, una amante de otoños en el trópico, una romántica con corazón de lata y una soñadora de tiempo completo. Bien podría decirse de mí que soy una gladiadora ante los insectos, una defensora de lo cursi y una embalsamadora de cicatrices. Bien podría decirse de mí que soy querida por Alguien y por ello soy fanática de la línea recta y me cuesta ser infiel. Bien podría decirse de mí muchas cosas y engañarse. Por eso, para no divagar sobre mi aspecto y cualidades de circuito mejor digamos que soy un electrodoméstico, una sandwichera. Sí me enchufan siento y pienso una mortadela entre panes. Tal vez la única idea de amor posible en tiempos del no asombro.

2 comentarios:

aurorasr17 jueves, marzo 06, 2014  

No entiendo lo de "tiempos del no asombro"

Juan Camilo jueves, marzo 06, 2014  

Aurorasr17
Trabajo como docente tallerista en colegios y he visto un desencanto por la vida, por la palabra, por el asombro. Esos seres que crecen serán nuestros lectores y al ritmo que van poco o nada se diferenciaran de un electrodoméstico

Publicar un comentario

Cada palabra es un conjuro para espantar la soledad

  © Blogger template Simple n' Sweet by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP