Crearme, recrearme, vaciarme, hasta que el que se vaya muerto, de mí, un día, a la tierra, no sea yo...

Juan Ramón Jimenéz


El precio de la clarividencia

>> miércoles, 19 de junio de 2013


Antes de mirar el rostro de la mujer que amaba descubrió que ella era un espejismo.

4 comentarios:

Cristina miércoles, junio 19, 2013  

Pero aún así la amaba... gracias por tu vista Juan, estoy poniendo al día la lectura de a poco y te diré que recién aprobé tu comentario en mi publicación y ha sido el más acertado de todos los publicados.
Te dejo un fuerte abrazo, bella noche!

María Alfano miércoles, junio 19, 2013  

Hay espejismos necesarios, al menos para mantener la ilusión.

María

escuchando palabras jueves, junio 20, 2013  

tal vez sea porque buscamos un alma parecida, beso

Juan Camilo jueves, junio 20, 2013  

Cristina
Gracias por el comentario. Es cierto, la amaba así fuera en espejismo.

Maria
El espejismo puede ser necesario pero hasta cierto punto. después, imagino, el reflejo se quiebra.

escuchando palabras
es cierto, tal vez seamos nosotros el espejismo. un abrazo

Publicar un comentario

Cada palabra es un conjuro para espantar la soledad

  © Blogger template Simple n' Sweet by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP