Crearme, recrearme, vaciarme, hasta que el que se vaya muerto, de mí, un día, a la tierra, no sea yo...

Juan Ramón Jimenéz


Contradicción

>> viernes, 27 de marzo de 2009

El aburrimiento duerme hasta las 10, hora en que la ilusión se quiebra en pedazos y la soledad hace pesados los brazos.
El amor no resucita al tercer día.

2 comentarios:

Anónimo,  viernes, marzo 27, 2009  

Pedile al amor que te haga el milagro de no morirse

Anónimo,  viernes, marzo 27, 2009  

Si, es cierto, cuando nada se puede hacer todo es niebla. Pero Camilo siempre se queja cuando su suerte dice todo lo contrario. De todos es el más suertudo. ¡Mirelo donde está! y uno que creía que no iba a salir de Antioquia. Es mi primer amigo al que le voy a escribir cartas de verdad

Publicar un comentario

Cada palabra es un conjuro para espantar la soledad

  © Blogger template Simple n' Sweet by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP