Crearme, recrearme, vaciarme, hasta que el que se vaya muerto, de mí, un día, a la tierra, no sea yo...

Juan Ramón Jimenéz


Brindis

>> lunes, 29 de agosto de 2016


En tus labios derramo el vino tinto del beso. La copa está servida.

4 comentarios:

María Perlada martes, agosto 30, 2016  

Ese beso tan rojo como el vino, desde la copa de la boca mojada.

Un beso.

Andres Zuniga viernes, septiembre 02, 2016  

Un verdadero placer pasar por tu blog. te invito a visitar el mío. Saludos!!
http://andreszuniga-escritor.blogspot.com.ar/

Juan Camilo miércoles, septiembre 07, 2016  

Maria
Un comentario del tamaño de tu poesía

Andrés Zuniga
Gracias por tu comentario. Claro que pasaré por tu espacio.

Hanna
Muy grato tu comentario. Un abrazo

Publicar un comentario

Cada palabra es un conjuro para espantar la soledad

  © Blogger template Simple n' Sweet by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP