Crearme, recrearme, vaciarme, hasta que el que se vaya muerto, de mí, un día, a la tierra, no sea yo...

Juan Ramón Jimenéz


Credo

>> jueves, 19 de septiembre de 2013

A pesar de que me digan 
que la felicidad es una cortina de humo 
en un país de catástrofes políticas. 

A pesar del desencanto general 
de un pueblo golpeado por su historia 

A pesar del frío y los huérfanos de la guerra 
creo en la luna en los amigos 
en el amor, en la libertad 
en el cambio, en las flores 
y en aire todos los días. 

Entre la mierda una mariposa abre las alas.

6 comentarios:

noche oscura sábado, septiembre 21, 2013  

Y su vuelo es muy bonito, casi divino.
Un abrazo, feliz finde.
Me gustó tu poema.
Besos.

Juan Camilo domingo, septiembre 22, 2013  

Noche oscura
Un abrazo. Gracias por su comentario.

María domingo, septiembre 22, 2013  

Yo también creo en el amor, en los amigos, en la naturaleza, en la magia de la vida.

Un beso.

LUMI BRAVO HERRANZ domingo, septiembre 22, 2013  

Aunque parezca imposible, existe ese mundo el que crees; donde la amistad tiene esa luz de la luna, la natural y sencilla forma de vida que existe detrás de tanta hipocresía, siempre tiene alas que se elevan y hacen que el mundo mejor sea un poco mejor. Un abrazo.

Juan Camilo domingo, septiembre 22, 2013  

Maria
Gracias por tus palabras.

Lumi Bravo
Es cierto. El cambio se aproxima.

Elda jueves, octubre 03, 2013  

y a pesar de los pesares, la vida es bella, y la felicidad pequeños retazos que hay que aprovechar según se encuentran.
Buen credo para leer todos los días.
Un saludo.

Publicar un comentario

Cada palabra es un conjuro para espantar la soledad

  © Blogger template Simple n' Sweet by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP