Crearme, recrearme, vaciarme, hasta que el que se vaya muerto, de mí, un día, a la tierra, no sea yo...

Juan Ramón Jimenéz


Entre rones

>> sábado, 7 de julio de 2012


Lamentablemente llegué a la hora en que las nudistas eran las putas de vieja guardia, las que le echaban agua a las cervezas y exhibían sus carnes abultadas. Si existe el infierno debe ser un burdel del centro de Medellín un sábado a las seis de la tarde.

3 comentarios:

Julián Cánepa sábado, julio 07, 2012  
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Syd lunes, julio 09, 2012  

Ahh yo se de eso, aca hay un sitio al que mis "supuestos" amigos me llevaron para levantarme el animo, y lo unico que consiguieron es que los odiara por haberme hecho conocer el inframundo :(

Un abrazo!

Juan Camilo lunes, julio 09, 2012  

Syd
Eso sucede, pero es mejor decirlo después de haberlo vivido.

Publicar un comentario

Cada palabra es un conjuro para espantar la soledad

  © Blogger template Simple n' Sweet by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP