Crearme, recrearme, vaciarme, hasta que el que se vaya muerto, de mí, un día, a la tierra, no sea yo...

Juan Ramón Jimenéz


Fotografía 7 am

>> viernes, 30 de septiembre de 2011

A veces, en las mañanas, el sol estira sus rayos y se despereza a un costado de la montaña donde está constituida gran parte de la comuna 13 de Medellín. El sol bosteza pájaros verde-azules que se filtran por los vitrales de la estación del metro San Javier y se reflejan en las escalas, paralelas a las eléctricas. La luz hiere la retina del fotógrafo y le impide ver con nitidez el movimiento alucinante de los senos de las mujeres recién bañadas  que se dirigen  a sus trabajos. 

2 comentarios:

Humberto Dib sábado, octubre 01, 2011  

Esta es una nueva versión de aquel dicho que dice que el árbol tapa el bosque. Posiblemente entre el sol y los senos de las mujeres recién bañadas (y sin sujetador), me quedo con las últimas... otras veces no.
Un abrazo.
HD

Juan Camilo domingo, octubre 02, 2011  

Humberto
Comparto su opinión, pues a veces la sombra del árbol resulta más interesante que el árbol.

Publicar un comentario

Cada palabra es un conjuro para espantar la soledad

  © Blogger template Simple n' Sweet by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP