Crearme, recrearme, vaciarme, hasta que el que se vaya muerto, de mí, un día, a la tierra, no sea yo...

Juan Ramón Jimenéz


Medellín se olvidó de los árboles

>> sábado, 20 de febrero de 2010


El martes de la semana pasada tumbaron uno de los árboles emblemáticos de la Universidad de Antioquia. Era el árbol fálico de la jardinera principal. Tenía una protuberancia varonil envidiable. Primero le cortaron el falo. Luego todo el árbol. Nadie se manifestó porque en Medellín los árboles no importan. Por algo nos matamos con la misma disposición que vamos a misa.

Somos naturaleza en descomposición. Nuestra lógica, la citadina, fruto descompuesto. No sentimos y creemos que eso es pensar y pensar bien. Cuando era más importante el árbol viril que todos los planos futuristas de la ciudad industrial. A desenterrar todas las raíces de la tierra y desterrar las aves y las mariposas de Medellín porque son indignas al cemento y progreso.

En Medellín ya no preocupa el origen. Medellín la generación del Metro, los parques sin árboles, las fabricas de confecciones, las balas perdidas y los atracos. La generación de la indiferencia. Indiferencia por la paloma sin nido, el grillo sin hojas, el pájaro sin ramas, el viento sin sombra. Que muera todo porque en la ciudad lo único importante es que nada es importante.

¡Si en Medellín miraran las montañas con árboles y pájaros y antioqueños! Pero la indiferencia prefiere un par de tetas, una garrafa de aguardiente y un sancocho de gallina. Luego un portátil.

Nos gusta la grasa y los tiros al aire. Nos gusta el gris en todas sus posibilidades. Nos gusta la mujer del prójimo porque está operada y es la del prójimo. Si fuera la nuestra sería feliz el prójimo. Nos gusta el árbol para leña. Nos gusta la panza llena para no pensar. Nos gusta el ruido para no escucharnos. Nos gusta los negocios para competir y eliminar. Que se muera el que se muera, igual en Medellín nacimos muertos.

En Medellín se nos olvidó que sale el sol y es un desprestigio la aguapanela, la arepa con mantequilla de vaca, las mujeres con las mejillas rosadas del frío de la montaña.

Medellín sin arcoíris. Medellín sin luna y sin poesía porque se olvidó que en la montaña la luna despoja al poeta de su alma y hace de la poesía zancudos. Pero en Medellín matamos los zancudos con desinfectantes y olvidos de grueso calibre.

4 comentarios:

Ichi-san domingo, febrero 21, 2010  

Me gusta mucho tu blog ^^ asi que me hago seguidora... estaré pendiente de tus actualizaciones :D

Saludos, Ichi ^^


(http://113-lunas.blogspot.com/)

Jajaja muy bueno el consejo de rascarse la cabeza antes de comentar jajaja

B. Ramírez lunes, febrero 22, 2010  

ya les dio por pintar árboles imaginarios en las calles de Medellín, como si eso fuera suficiente para resanar el daño que le hacen a la naturaleza. árboles artificiales que no dan sombra, que no dan frutos, además se ven feos en las paredes llenas de smog...

programador holográfico. domingo, febrero 28, 2010  

medallo-apocalipsis. el 2012 se acerca jajajajajajajaja!!!!!!!!!

Steban L.F miércoles, julio 13, 2011  

Ps hermano la verdad... bno perdon.. me presento primero... mi nombre es Esteban López y soy de MEDELLIN... con respecto a tu blog...tengo mi punto de vista y te lo expreso muy respetuosamente y es que en medellin si, hay atracos y violencia como en cualquier ciudad de colombia, pero mediante campañas y trabajo paso de ser la ciudad mas peligrosa del mundo hace unos años a una de las mejores para vivir... la cultura del metro es envidiable hasta por la mas grande y representativa ciudad de la corrupcion llamada bogotá.
lo de la cuestion de las mujeres con "tetas" grandes simplemente es algo natural que en la ciudad de la eterna primavera esten las mujeres mas bonitas del pais.. sin descatar las bonitas de pereira cali etc...
como en toda ciudad el progresismo afecta en cierto porcentaje al pueblo, y piensan mas en la rentabilidad de unos cuantos edificios que en una reserva natural, no lo discuto.. simplemente no depende totalmente de nosotros...me disculpas si te refuto la frasesita de que en medellin nacimos muertos, eso fue escrito mas con cierta tonalidad de algun resentimiento personal que desde un punto de vista CRITICO.
Si vieras que no... podrias hacer un censo y verias que en medellin mas del 90% de la gente se desayuna cn una aguapanela y una arepa...
Y si al caso vamos y te choca tanto mi ciudad... te invito a que vengas y disfrutes de todo lo bonito para que veas que el lado oscuro de los barrios populares no es lo unico que sale en las noticias ni por lo que nos conocen en el resto del mundo, y si aun asi no te queda gustando... aclaro no se de donde sos, pues como dije al principio tomalo como un simple punto de vista respetable, y hace caso omiso... Saludos desde Medellin!!!

Publicar un comentario

Cada palabra es un conjuro para espantar la soledad

  © Blogger template Simple n' Sweet by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP