Crearme, recrearme, vaciarme, hasta que el que se vaya muerto, de mí, un día, a la tierra, no sea yo...

Juan Ramón Jimenéz


Acuerdos silenciosos

>> viernes, 20 de febrero de 2009


- Te amo
- No digas eso
- ¿Por qué?
- Es demasiado grande. Además, el te amo, es la atadura al otro, la aceptación de que el otro sea el amo. Y no hay amos en las relaciones sino cómplices.
- No me digas eso. Usted no siente lo que yo siento. Y si me da la gana de decirte que te amo es porque así lo siento. Y usted, egoísta, no puede entender lo que siento porque soy yo quien lo siente. Así que no le invente teorías al amor para justificar tus miedos y tus carencias afectivas.
- Ehhh… si… no… ¡Mira!.. Venden helados. ¿Quieres helado? Comamos helado. Si, comamos helado. Y olvidemos el asunto.
- Me besas
- Claro nena, con lengua y todo

6 comentarios:

Pablo García,  domingo, febrero 22, 2009  

pequeño pero sustancioso.

Anónimo,  martes, febrero 24, 2009  

No ha, Primero, "amo", el que dice camilo lo extrapola hasta un significado que le corresponde, lo que evidentemente hace que, como responde la muchacha, sea una descalabrada y rebuscada teoriita, un tanto apresurada. Amo, sustantivo, no es lo mismo que amo, forma del indicativo presente en primera persona del verbo amar...

- No me digas eso. Usted no siente lo que yo siento. Y si me da la gana de decirte que te amo es porque así lo siento. Y usted, egoísta, no puede entender lo que siento porque soy yo quien lo siente. Así que no le invente teorías al amor para justificar tus miedos y tus carencias afectivas.


-Ehhh... si, camilo es un poeta... mira... venden palomas... quieres alas? pongamonos alas y caguemos techos.

Anónimo,  martes, febrero 24, 2009  

para que? para llamar a juan tabretes?

el perdido martes, febrero 24, 2009  

Hay anónimo, si todo fuera tan fácil como usted propone, darías la cara sin vergüenza. Pero no me corresponde a mí cargar con los berrinches ajenos. Lamnetablemente los comentarios sin nombre son comentarios a medias. Comentarios de banca. En mi juego apenas me tocan porque los leo. Me gustaría que no fuera así. Pero que se le va hacer, un ave maría y un jesus mío para tanto anónimo reprimido.

Anónimo,  viernes, febrero 27, 2009  

NO SABE NI POR QUE CHILLAR LA CHILINDRINA TURBANEC. SU SED DE SER SEÑALADO LO LLEVA A ENTENDER LA MITAD DE LA MITAD QUE ES EL COMENTARIO. BOBALICON.

el perdido domingo, marzo 01, 2009  

HOmbre anónimo, es cierto, entiendo la mitad. No tengo problema en admitir eso. Además sé quien se esconde tras esas palabras. Hace poco lo descubrí en tus ojos. Y descubrí que eres más de palabras que de hechos. Yo soy más de hechos. Esa es nuestra gran diferencia. Eso hace que a usted el talento le mida 20 centimetros. Y afirmo esto porque estoy más allá del bien y del mal. AL menos en este comentario. Lo digo porque mi talento mide 1, 70 mts. de 20 centímetros a un metro setenta hay cierta diferencia. Pero no hay rencores. Solo soy más talentoso que usted. Y lo admito así como admito que entiendo la mitad de todo. Son cosas que están en uno como los pies o las orejas. Como sea, querido anónimo, te ofrezco la otra mejilla. Desde arriba no me preocupa mucho, auqeu respeto, las cosas que estan a la altura de las rodilla

Publicar un comentario

Cada palabra es un conjuro para espantar la soledad

  © Blogger template Simple n' Sweet by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP